Te acompañamos hasta donde quieras llegar

Khimera | Comunicación y mediación

Una de las acepciones de quimera es proponerse como posible aquello imposible. Y nosotros, porque nos gustan los retos complejos y nos motiva romper barreras, pensamos que todo es posible.

Mercè Alaball y David Espinós hemos creado Khimera, fruto de nuestra inquietud por la comunicación y la mediación como vías para mejorar las relaciones personales e interpersonales.Trabajamos en equipo con un grupo interdisciplinar de colaboradores para dar respuesta a las necesidades de los clientes.

Si te comunicas bien, vivirás mejor.

¿Te acompañamos?

La comunicación es clave en nuestras vidas, aunque a menudo no somos conscientes de ello. Cuando nos comunicamos bien vivimos mejor. Este es nuestro mantra, nuestro eje de trabajo. ¿Para quién? Las empresas, los equipos, los grupos, las familias, es decir, sistemas relacionales, dinámicos y en constante cambio.

En definitiva, trabajamos para y con las personas, artesanalmente, acompañando en adquirir estrategias para construir relaciones personales y profesionales más saludables y sostenibles y herramientas para mejorar la comunicación.

Estamos especializados en comunicación estratégica y de crisis, mediación, facilitación de equipos y desarrollo de habilidades comunicativas y de liderazgo.

En mediación decides tu.

El libro | Dar la cara es la clave

Dar la cara es la clave es un libro escrito por David Espinós. Es una invitación a liberarnos del miedo y ser nosotros los dueños de nuestra comunicación y no ese miedo el que nos señale el camino.

¿Se puede gestionar bien una situación de crisis con miedo? Difícil, por no decir imposible. Con miedo no se pueden tomar buenas decisiones, comunicar eficazmente ni, por supuesto, resolver situaciones críticas. En este libro se analizan, de forma amena y didáctica, algunos casos de partidos políticos, clubes deportivos, empresas y personas anónimas que han comprobado en su propia piel cómo una mala gestión afecta de forma severa su reputación. En las situaciones de crisis no es tan importante lo que sucede, sino cómo se gestiona lo que sucede. Aquí está la clave entre salir reforzado o acabar por hundirse.

En una sociedad donde todos tenemos respuestas, la radicalidad es saber hacer buenas preguntas.